Gatos persas

Vota este artículo:

¿Te Gusta?
¿5 estrellas?

Persa blanco de ojos azules:

Cuerpo grande, patas cortas y cara redonda y blanca que caracterizan al Persa. El manto es blanco puro con textura sedosa. Ojos azules. Existen las variedades con ojos naranja y ojos dispares (uno azul y otro naranja). Se presentan ejemplares con ojos verdes, pero no son admitidos en el estándar. El hocico es rosado.

Procedentes del Oriente Medio, introducidos en Europa a principios del siglo XVI. Los criadores victorianos mezclaron el tipo Persa con el pelaje sedoso del Angora de ojos azules procedentes de Turquía. El color naranja de los ojos procede de sus antepasados persas.

Un gato plácido y amistoso, educado para una vida tranquila en interior. Emplea mucho tiempo en mantenerse limpio, puede necesitar ayuda del dueño con las manchas pardas producidas por los aceites de la piel. Muchos blancos de ojos azules sufren de sordera congénita.

El Persa chinchilla es similar pero tiene ojos verdes y un ligero punteado en la piel. El Angora blanco y el Maine Coon blanco tienen las mismas variedades de color de ojos pero con una diferente constitución.

Persa negro:

Gato de pecho profundo, patas cortas y apariencia fornida. Como en todos los tipos persas la cabeza será redonda y ancha con mejillas llenas. Nariz corta y oreja pequeñas colocadas muy separadamente. Ojos grandes y redondos, color cobre o naranja fuerte y el pelaje largo y ondulante, de un lustroso negro, ala de cuervo.

Originalmente también se llamó Persa, pero el nombre de esta raza se cambió hace muchos años por el de “Long Hair”. El negro fue el primero en ser reconocido oficialmente en Inglaterra y apareció en la primera exposición de gatos en 1871.

Cariñoso y con fama de más vivaz que el Persa blanco. Criar el color puro es difícil pero los gatitos con manto pardo grisáceo a menudo alcanzan un negro liso a los seis meses.


Suscribirme por Email al Blog

No hay comentarios.

Deja un comentario!




Si quieres mostrar tu foto obten un Gravatar.