Gato Siamés

El siamés, ese gato tan distinguido que nos produce tanta ternura y misterio. Se trata de una de las razas de gato más bellas y también de las que más llaman la atención a los amantes de los gatos. Sus hipnotizantes ojos acorde con su pelaje suave y bicolor siempre le ha dado un atractivo característico. Sus orígenes no están muy claros todavía, pero se sabe que la raza surgió en Tailandia.

En cuanto a personalidad, el siamés es un gato muy propio, con cambios de humor bastante bruscos e imprevisibles. Suelen ser muy adictos a sus dueños, y se encelan muy fácilmente. Por otro lado, son bastante inteligentes y cariñosos, además de juguetones.

Podemos encontrar varios tipos de siameses, pero sin duda, hay dos clases: el siamés moderno y el siamés tradicional o Thai. El siamés es un gato oriental, lo que se demuestra con su aspecto. Podemos encontrar el Siamés con puntas de foca, que está dotado de patas largas y delgadas, cola larga y delgada y la cabeza en forma de cuña, con nariz larga y bigotes, lo que nus recuerda al aspecto de una foca. Tiene los ojos almendrados y grandes, de color azul vivo, y orejas puntiagudas. Se trata del modelo más común en el mundo occidental.

El Siamés de puntas azules tiene un pelaje mucho más claro, algo oscurecido por el lomo, mientras que el siamés de puntas rojas está creado a partir de cruces con otras razas, al igual que el siamés chicolate de puntas atigradas. Se tratan de “nuevas razas” que se han creado a partir del siamés tradicional.

1 comentario en Gato Siamés

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.