Devon rex

El Devon rex nace Devon, Reino Unido en 1960 del cruce de dos gatos comunes. Se han hecho intentos de cruzarlo con uno muy similar, el cornish rex, ambos de pelo rizado, pero sólo se han obtenido cachorros de pelo liso, de modo que los criadores decidieron que las dos mutaciones de pelo rizado eran incompatibles.

Así, se ha clasificado al Devon como raza separada y con estándar propio. Las características diferenciadoras del Devon son las orejas enormes, la cabeza pequeña y los grandes ojos ovalados. Asimismo maúlla de una manera muy suave.

Un gato cariñoso y saludable

En cuanto la forma de ser de este felino, destaca por lo afectuoso y lo juguetón que resulta. Cabe reseñar también que no soporta bien la soledad, que agradece la compañía de otros gatos y, sobre todos del ser humano, del que podría desarrollar auténtica dependencia. Aunque se va a adaptar bien a cualquier entorno, suele preferir los interiores.

En cuanto a los cuidados específicos que requieren estas mascotas, cabe reseñar que, como apenas pierden pelo durante la muda, sólo es preciso pasarles de vez en cuando un guante de franela para librarlos del pelo muerto que su pelaje quede brillante. Tampoco está de más bañaros de vez en cuando con algún champú específico para que su pelo esté libre de grasa.

En cuanto a la salud del Devon rex, hay que apuntar que, a pesar de su apariencia delicada, es un animal “duro”, en tanto en cuanto la naturaleza ha hecho de él un animal saludable, que suele vivir muchos años. Hemos de prestar atención, en este sentido, a sólo dos aspectos:

De un lado, cuando son cachorros, y dado que el pelo no siempre es bastante protección, tienden a sufrir algún que otro catarro; de otro, este felino suele segregar un exceso de cerumen en las orejas, que deberíamos controlar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here