Lección 2: La adopción por encima de la compra

La adopción por encima de la compraNormalmente al pensar en un gato, al futuro dueño se le viene a la cabeza un elegante gato siamés, o un adorable y peludo angora, entre otras tantas razas disponibles, por lo que cae en el ciclo comercial de estas criaturas sin conocer la esclavitud y la explotación animal que se esconde detrás de estos lindos gatitos.

Por otra parte, los gatos tienen un ciclo reproductivo bastante activo, siendo que las gatas presentan varios estros de 4 a 7 días de duración a lo largo de un año, por lo que pueden aparecer decenas de gatos callejeros en una zona determinada en un período relativamente corto de tiempo.

Un problema social

Esta sobrepoblación de gatos trae diversos problemas para el ser humano, como la proliferación de ciertos parásitos transmitidos por los felinos, para evitar esto se recomienda que quien considere integrar un gatito a la familia, lo haga a través de la adopción y, de esta forma, no sólo ayudará a reducir la reproducción descontrolada de esta especie sino que podrá detener la explotación reproductiva de las razas puras.

Adoptar a un gato callejero, si es cachorro, no es fácil, ya que la mayoría han sido alejados de la madre antes de cumplirse el lapso mínimo en el que ellos desarrolla su sistema inmunológico, por lo que debe ser alimentado con una mezcla de leche, con una cucharada de crema de leche y una yema de huevo (para la parte de nutrientes) y consultar con un veterinario para conseguir un medicamento que sirva para incrementar sus defensas.

Salvar a un gatito de la calle, esterilizarlo para evitar su reproducción masiva cuando grande, y darle mucho amor, puede ser, más que una gran labor social, de gran ayuda para liberar tensiones con el cariño de una mascota.

 

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here