Gatos y plantas

Siguiendo con los gatos y plantas, asegúrese de saber los nombres de las plantas en su casa, porque saber el nombre y las características de la planta que su gato se ha comido puede dar luces en el tratamiento a seguir (inducir el vómito a veces es la decisión correcta, pero que a veces puede empeorar las cosas)

Entrenando al gato

Una excelente fórmula de enseñarle a los gatos a no morder ni comerse las plantas es aplicándoles a estas un aerosol amargo. Aplique un par de veces en un primer momento y posteriormente vuelva a aplicarlo de manera discontinuada (asegúrese de usar guantes y mascarilla cuando utiliza algún aerosol y de lavarse las manos inmediatamente después de usarlo)

Por cierto, los gatos no son los únicos animales que representan una amenaza para las plantas de interior. Los perros también pueden morder sus plantas cuando se sienten aburridos o solos. Recuerde que los perros son animales que mastican todo por instinto. Darles algún elemento que los distraiga (como un hueso o algún juguete para morder) acabará con el problema de inmediato.

Cuidados con sus plantas

 A veces, resulta más fácil tratar a las plantas en lugar de los gatos. Para ello, siga estos sencillos consejos:

Corte las hojas colgantes para que estas queden fuera del alcance del felino.
Mueva las plantas de las zonas donde a su gato le gusta jugar o relajarse y lejos de la caja de arena.

Prefiera plantas de hojas gruesas o grandes que le den la garantía de que serán pesadas y molestas para el gato. Asimismo, procure colocar en la tierra en que van estas elementos como piedras o conchas marinas. Así su gato no asociará la planta con su caja de arena.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here