Posturas del gato

Al igual que los perros, los gatos también se pueden comunicar a través de su cuerpo, envían mensajes que hay que aprender a observar para saber qué es lo que necesita.

La postura que adopte el gato bastará para transmitir a distancia a otros gatos que tipo de rango, personalidad y estado de ánimo tiene. Permanecer estirado con las cuatro patas extendidas, caminar despacio con el cuerpo tenso o encogerse erizando el lomo son posturas que hablan por sí solas y que también son fáciles de entender para uno. Claro, después de un tiempo de convivir con el minino.gatos-posturas-15

Cuando tu gato está de buen humor y dispuesto a que le enseñes algo nuevo se sienta sobre las patas traseras, levanta las delanteras y coloca la cola rodeando su cuerpo.  Cuando un gato está inquieto o de muy mal humor contrae su cuerpo y retrae las extremidades anteriores bajo el pecho. Esta postura le permitirá saltar en cualquier momento o lanzar hacia adelante alguna de sus patas delanteras para propinar un buen arañazo. Los demás gatos entienden que no está buen humor para jugar y le respetan el derecho de estar solo por el momento.

Si tienes otro gato que vive contigo y si tiene un rango superior al minino que está de malas no dudara en pasar y sentarse donde quiera. Cuando encuentres a tu gato limpiándose puede ser un signo de indecisión. Como puedes ver, los gatos no necesitan de palabras para expresarse con claridad. Tu gato puede acercarse en absoluto silencio y conversar sin emitir ningún sonido. Entre los gatos adultos se pueden comunicar por medio de gestos, una mirada, las orejas como banderas de señales y todo quedará muy claro. El punto es poner atención para entender mejor a tu felino, eso ayudará en la relación entre ambos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here