Los gatos y su maravilloso leguaje corporal

0

El lenguaje felino es complejo y sutil. Existen por lo menos veinticinco señales visuales distintas utilizadas en aproximadamente 26 combinaciones. Si dudas hay muchas otras quizás mas sutiles, que aun no somos capaces de reconocer, aunque la mayoría de los dueños de gatos, suelen reconocer al menos algunas de estas señales visuales en sus mascotas.

A diferencia de los perros, los gatos por lo general no cooperan para la caza ni forman grupos cohesivos. Las colonias de gatos son bastante más informales que los lobos, ellos no han tenido la necesidad de evolucionar sus reglas sociales para vivir en comunidades. Se juntan con otros gatos para cruzarse, tener cría, y en algunos grupos sociales como colonias de gatos u hogares con múltiples felinos. En este artículo te contamos todo para que sepas leer las señales corporales que tu amigo gatuno quiere que entiendas.

La cola de los gatos

La cola del gato es una clara expresión de cómo se siente. Una cola hacia arriba es una cola feliz, mientras que mas baja este esta, más bajo se encuentra el ánimo del gato. Un gato asustado o enojado, llevara la cola entre sus patas. La cola es la herramienta más importante que los felinos poseen para comunicarse con otros gatos y otras especies, como los humanos. Tiene una gran movilidad de lado a lado y también de arriba hacia abajo con una gran majestuosidad. Una madre gatuna también puede recurrir a su cola como un juguete para entretener a sus pequeñas crías.

Los ojos

Para un gato, el contacto visual prolongado es una señal de observación., hasta a veces, incluso de amenaza. Un caso típico es cuando una persona a la que no le agradan los gatos visita una casa con una de estas mascotas, el animal, indefectiblemente se acerca a la persona a esta persona. Por el contrario, los amantes de los gatos, suelen observar al animal esperando que este se acerque para acariciarlo. Esas miradas de desconocidos son para el animal, amenazadoras.

Last updated on 5 abril, 2021 9:48

Los bigotes

Un gato feliz o curioso tiene sus bigotes completamente extendidos. A medida que el gato se muestra mas interesado en algo, los bigotes se extienden hacia adelante hasta quedar por delante del hocico.

Los bigotes no solo sirven para medir el ancho de los lugares por donde el gato va a pasar, o la proximidad de los objetos. También son móviles y ayudan muchísimo a la hora de determinar el estado de ánimo del felino. En un estado relajado se verán levemente inclinados hacia un costado, si el gato tiene miedo, esta irritado, o esta enfermo, sus bigotes se hecharan hacia atrás, a lo largo de sus mejillas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here