Los ácaros en los oídos de los gatos

¿Cuándo fue la última vez que miraste en los oídos de tu gato? ¿La semana pasada? ¿El año pasado? Si no has mirado allí últimamente, probablemente deberías hacerlo. Los gatos son generalmente muy exigentes con su limpieza, pero hay ciertos problemas que incluso el más limpio de los gatos, no puede tratar. Si tu mascota se rasca las orejas o sacude mucho la cabeza, puede ser una señal de que hay ácaros del oído. Cuando mires en los oídos, asegúrate de que están libres de cualquier residuo. Si notas una acumulación de color marrón rojizo o negro de una sustancia cerosa en el canal auditivo o detectas cualquier tipo de mal olor probablemente tu mascota tenga una cierta clase de infección o ácaros en el oído.

Si sospechas algún tipo de problema, no intentes tratarlo con remedios caseros. Los ácaros del oído, aunque son comunes, pueden convertirse en una afección grave, que si no se tratan adecuadamente pueden matar a tu gato. Llévalo a su veterinario para un examen. Hay una serie de tratamientos simples y eficaces que pueden curar el problema rápidamente y con seguridad. Aunque los tratamientos pueden variar, es probable que el veterinario limpie bien las orejas y lo trate con un medicamento tópico para matar los parásitos. También le puede aconsejar que siga tratando al gato en casa por un tiempo. Los ácaros del oído son contagiosos, por lo que si descubres que uno de tus gatos tiene ácaros del oído, deberás tratar a los otros gatos del hogar, al mismo tiempo. Los ácaros del oído pueden ser un parásito difícil de eliminar, y como las pulgas, realmente no los quieres en tu mascota o en su casa. No es una invasión de la privacidad felina, comprobar los oídos de tu gato, así que hazlo regularmente.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.