La obesidad en gatos

1

Unos de los problemas que puede tener un gato con el tiempo, es el tema de la obesidad. Los gatos, puesto que no tienen una vida activa como por ejemplo un perro, ya que acumulan una excesiva grasa por su sedentarismo, por lo que su buena alimentación es vital para que no aparezca este problema de engordamiento.

Es una enfermedad muy común. Se estima que alrededor de un 20% de los gatos que acuden al veterinario son obesos.

En caso de que la obesidad esté muy avanzada, lo más lógico será acudir al veterinario. Un veterinario le puede ayudar a determinar el peso exacto que debe tener el gato.

Para saber si nuestro gato está en fase de obesidad, existe un método práctico, que es tocar entre las costillas y la piel, debiendo haber muy poca grasa subcutánea. Si las costillas no se palpan con facilidad su gato tiene posibilidad de sufrir sobrepeso.

El sobrepeso podríamos asociarlo con diversos factores:

* disminución o pérdida de la actividad física,

* periodos más largos de sueño,

* edad del gato, así como factores ambientales, sociales y de comportamiento.

La obesidad reduce el tiempo y la calidad de vida del animal, con el añadido de problemas articulares, alteraciones respiratorias, problemas cardíacos por incremento del trabajo que debe efectuar el corazón, problemas hepáticos como resultado de un hígado graso, diabetes, problemas dermatológicos, etc.

Para ello, deberá controlar el horario de comidas, y no darle de más a destiempo, además de intentar domesticarlo para que haga ejercicio.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here