Gato obeso, gato enfermo

1

Quizás seamos un poco radicales en el título de este artículo, pero es que el tema lo merece. Nuestro gato es un animal muy mimoso que puede llegar a convertirse en un animal consentido, y más, en el tema de la alimentación. Tendemos a sobrealimentarlos provocándo que éstos se conviertan en gatos obesos, un gravísimo problema de salud para nuestro minino.

Entre las causas de la obesidad gatuna, destaca la de que al estar “encerrados” en viviendas poco ejercicio físico pueden hacer. Esto se agrava cuando el gato está castrado -lo que no quita que sea necesario- y lo único que hacen es dormir y comer. Por tanto, debemos regular estos aspectos, ¿cómo podemos hacerlo?

Algunos gatos se vuelven ansiosos y piden constantemente comida maullando o agrediendo. En ambos casos, los dueños ceden a los deseos de su mascota. Error. El minino debe aprender a comer en su horario en la cantidad debida (fíjate en los alimentos balanceados según su peso y edad). Si pasa del peso adecuado, habrá que ponerlo en manos de nuestro veterinario.

Por otra parte, también deberá hacer ejercicio. Provócale juego. Una pelotita, lana, ratoncitos de juguete… Lo que sea para que se vuelva activo y queme calorías. Respecto a los premios tipo golosinas (pienso, por ejemplo) sólo en contadas ocasiones si está cogiendo peso.

Asumamos que la obesidad en los gatos es una grave enfermedad que hay que evitar. Hagamos todo lo que sea para que nuestra mascota esté sana.
Fuente: www.mejoresmascotas.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here