Enfermedades de piel que pueden afectar a tu gato

0

Como dueños de mascotas siempre estamos buscando lo mejor para ellos. Tanto en como los alimentamos como en los cuidados que tenemos para con ellos. Y aunque siempre les prestamos atención, puede que algunas cosas se nos puedan pasar si no tienes conocimiento de ellas, así que hoy te traemos un informe sobre algunas enfermedades de la piel que tu gatito puede llegar a adquirir y que debes hacer en esos casos. Recuerda siempre que la última palabra la debe tener un profesional veterinario.

Heridas, ausencia de pelo, picor o bultos son algunos de los síntomas que deben hacernos sospechar de la presencia de alguna enfermedad dermatológica en nuestro gato. Es importante que acudamos al veterinario, ya que algunas afecciones pueden ser contagiosas para las personas y muchas otras podrían complicarse si no se tratan precozmente.

Los cachorros de gato -sobre todo si provienen de la calle-, los felinos que viven en un entorno insalubre, así como los que padecen cáncer constituyen la población gatuna más proclive a padecer patologías dermatológicas.

Tiña

Esta es, quizás, la enfermedad de la piel en gatos más conocida y temida, al tratarse de una afección que pueden contraer también los humanos. Está causada por hongos que se alimentan de la piel y afecta con mayor probabilidad a los gatos más jóvenes o enfermos porque sus defensas todavía no están desarrolladas o se ven disminuidas.

Por eso es frecuente encontrar esta enfermedad cutánea en gatos domésticos recogidos de la calle. Estos hongos producen diversas lesiones, siendo la típica una alopecia redondeada. La piel puede estar inflamada y aparecer prurito. Para su diagnóstico, suele emplearse la lámpara de Wood, y los tratamientos van a incluir antifúngicos.

Sarna

La sarna en gatos es otra de las enfermedades de la piel más comunes y temidas. Lo cierto es que son varios los tipos que existen, siendo la sarna notoédrica y la sarna otodéctica las más habituales en estos animales. Ambas patologías se caracterizan por ser localizadas, de manera que los síntomas no se muestran por todo el cuerpo del gato, sino en determinadas zonas. Los síntomas principales de este tipo de enfermedad cutánea en gatos son picor, enrojecimiento de algunas partes del cuerpo acompañado de caída de pelo, heridas y costras.

En el caso de la sarna otodética, los signos se desarrollan en las orejas, mostrando un aumento de cerumen de color oscuro que puede causar, incluso, otitis si no se trata.

Fibrosarcoma asociado a inyecciones

En ocasiones, tanto la inyección de vacunas como de fármacos desencadenan un proceso neoplásico debido a las sustancias irritantes que pueden contener estos productos. En esta enfermedad de la piel en gatos se produce una inflamación en el punto de inyección, originando una masa subcutánea no dolorosa al tacto, con pérdida de pelo, semanas o meses tras el pinchazo. Si la enfermedad avanza puede ulcerarse. El tratamiento es quirúrgico y el pronóstico reservado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here