El hombre y el gato

0

La relación entre el gato y el hombre es considerada dentro de las más antiguas del mundo, sino es que es la domesticación que comenzó primero.

Una de las teorías más difundidas afirma que los gatos egipcios del norte de África se sintieron atraídos por la abundancia de ratones que había en los silos de grano de los egipcios, quedándose a vivir en las proximidades del lugar. Por lo tanto, fueron los mismos gatos quienes decidieron acercarse a la gente y convertirse en animales domésticos, eso hizo que en Egipto se les elevara a categoría de dioses.4489778-dos-jugadores-de-ajedrez-el-hombre-y-el-gato

El gato sigue siendo un animal muy independiente y la única actividad útil que realiza es la de cazar ratones. Al contrario de lo que sucede con todos los demás animales considerados como domésticos, los gatos no se criaron o entrenaron con otra finalidad, consiguiendo conservar casi todas las características de sus antepasados africanos. También hay alusión de que junto con el gato africano existió el gato montés europeo, quién sería el antecesor de las razas como el persa y los ingleses de pelo corto. Los gatos no se consideran como mascotas sino compañeros  a los que imponemos nuestros deseos y expectativas y que ocupan un lugar junto a nosotros.

El culto a los gatos se mantuvo como elemento clave de la vida egipcia hasta que fue abolido por los romanos, ya para entonces, el gato había sido exportado hacia Grecia y Roma, dónde gozaba de alta estima. Los ejércitos de Roma difundieron la existencia de los mininos por la mayoría de los Países de Europa, incluida Inglaterra, España, Holanda y Portugal. El gato como puedes ver empezó como una arma para combatir a los ratones, después fue elegido como compañía, una amistad que ha durado por muchos siglos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here