El CELO en las gatas (Parte II)

El CELO en las gatas

En la siguiente entrada continuaremos hablando acerca del celo de nuestras gatas. Te invitamos a leer el artículo anterior en el que comenzamos a hablar de este tema, tan importante en la vida de nuestras mascotas.

Duración del celo de las gatas

Las gatas están consideradas como hembras poliéstricas estacional. Esto significa que las gatas podrán presentar diferentes celos en la etapa reproductiva. Esta etapa podrá tener una duración de seis o siete meses, aunque en otras regiones pueden tener una duración mayor o menor.

En este periodo de tiempo la mascota podrá tener constantes celos con el fin de que el macho la pueda fecundar. Cuanto ningún macho fecunde a las gatas los celos seguirán siendo constantes. Se estima que la duración promedio de cada celo puede llegar a ser de una semana. Cuando termine, a los 10 o 15 días se podrá volver a generar un nuevo celo.

Aquellas gatas que vivan en un hogar contarán con más comodidades y no sufrirán de frío. Esto genera que las distintas fases del celo pueden generarse durante todo el año, aunque son más frecuentes en la primavera y el verano.

Las pastillas para el celo de las gatas

Si no se quiere sufrir y pasar por los constantes maullidos de las gatas que se generan por el celo se podrá comprar unas pastillas especiales para el celo, pero estas deberán ser aconsejadas por un veterinario.

También se tiene la alternativa de una cirugía o una operación, pero no siempre esta es la mejor alternativa especialmente cuando se cuenta con la intención de que en un futuro la gata pueda tener gatitos.

Estas pastillas podrán ser una opción para evitar que el celo se produzca, pero siempre se deberán dar con el control de un profesional. Algunas investigaciones demostraron que la medicación oral puede generar algunos temores que en muchos casos pueden ser más graves. En el caso menos graves pueden ocasionar inflamaciones e infecciones de los tumores.

Tips para saber si la gata se encuentra en celo

Existen algunos síntomas claros que te permitirán saber si tu gata está o no en celo. Es normal que existan ciertas dudas las primeras veces que la gata se encuentre en celo, pero con el paso del tiempo será más simple darse cuenta de este proceso.

Generalmente cuando las gatas están pasando por el celo se ponen más mimosas, verás que se frota continuamente para recibir cariño. Además maullarán de manera continua y de forma elevada. También suelen rodar por el paso y quedarse panza arriba.

Si se tiene una gata y no puede acceder a un macho se la deberá dejar con las ventanas cerradas. Es muy frecuente que en esta etapa intenten escapar. Tener presente que será necesario una fecundación con cuidados y una alimentación apropiada.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.