Educación, la base de convivencia para el gato

La base fundamental de la educación de tu gato consiste en mantenerse constante e inflexible con las reglas impuestas.

gatos0022-450x337Las excepciones no harían más que irritar al animal y éste consideraría que las reglas anteriores ya no son válidas. Asegúrate de que si tienes visitas, también respeten las reglas.  No tomes a mal si el comportamiento de tu gato deja algo que desear. No lo hace para que tu enojes, lo que pasa es que o todavía no ha aprendido los modales necesarios para la convivencia con las personas o, sus alteraciones del comportamiento expresan una profunda inseguridad o incluso miedo.

Proporciona a tu gato todos los elementos necesarios para que dentro de casa también pueda realizar todas sus actividades naturales como por ejemplo: trepar o afilarse las uñas. Así evitará que el minino intente a acceder a lugares que tiene prohibidos clavarles la uñas, orinar o morder. También no debes olvidar respetar su necesidad de descansar. Los mimos y las caricias no sólo estimulan la relación entre la persona y el animal. Si tu gato está excitado o estresado, las caricias suaves y las palabras dulces puedan ayudar a tranquilizarlo y a transformar su inseguridad en una sensación de confort y bienestar.

Cuando tu gatito quiera demasiado cariño, lo más seguro es que sufra de una gran inseguridad psíquica cuya separación pueda estar en una separación demasiado temprana de la madre o una pérdida traumática de su anterior dueño, lo mejor es seguir consintiendo al felino sin necesidad de encerrarlo o separarlo aún, ya que esto podría aumentar el conflicto interno. Poco a poco se tiene que ir dando la separación y mientras ocurre hay que darle una prenda que huela a ti o una toalla de baño usada. La educación de tu gato es muy importante para mantener una casa llena de armonía.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here