Cómo saber si tu gata está embarazada

 

Sabemos que nuestras mascotas son lo más importante para nosotros, así que es importante acompañar la gestación de nuestras mascotas de la manera correcta. En este post te contamos todo lo que necesitas saber para darte cuenta si tu gata esta esperando crías, y como llevar la situación de la mejor manera para ella.

Dependiendo de la gata y la raza, suelen tener su primer celo, de manera general, entre los 8 y 10 meses de edad. A partir de este momento, un embarazo puede ocurrir. En el momento del celo, las gatas estarán más cariñosas y nerviosas y es muy probable que tiendan a escaparse en busca de algún macho si no hay ninguno en el hogar. Es por esto, que es muy importante que entendamos que si queremos evitar que nuestra gata se quede embarazada, la esterilización es básica.

Frente a un embarazo, el dueño debe tener unas consideraciones previas y estar al tanto de cosas tan necesarias como la temperatura del animal o un aumento del apetito. El parto de la gata será de manera inminente (es decir, normalmente un veterinario hará una estimación pero no deja de ser algo estimado, no algo concreto) pero hay algunos síntomas que el animal nos mostrará para decirnos que el momento se acerca y, así, ayudar y facilitar todo lo necesario para que este sea lo más tranquilo, natural y cómodo posible.

¿Cómo me doy cuenta si mi gata está embarazada?

Los primeros síntomas de embarazo en una gata aparecen tras 15 días de su fecundación. Para saberlo, la gata nos dará una serie de síntomas físicos claros. El aumento mamario es normalmente el primer síntoma y el más común a todas las gatas. Podemos observar que las mamas comienzan a crecerle considerablemente e igualmente, ella buscará estimularse lamiéndose, para generar más adelante la subida de leche.

Como cualquier ser vivo, nuestra gata en el caso de que esté embarazada puede sufrir náuseas y vomitar pero, si esto ocurre con mucha frecuencia, debes acudir inmediatamente a un veterinario. La futura madre aumentará unos 2 ó 3 kilos de peso. Debemos tener en cuenta que normalmente experimentan un aumento del apetito temprano, por eso es importante que consultemos a un veterinario para que nos explique qué tipo de dieta seguir.

Por lo general la vulva se hace más visible ya que se inflama considerablemente, y también el vientre comienza a aumentar a medida que el embarazo avanza. Es importante no tocarlo para no lastimarla ni a ella ni a los futuros gatitos.

¿Cambios en el comportamiento?

Como cualquier embarazada, las hormonas harán que desarrolle un poco más el “instinto maternal”, pudiendo mostrarse más cariñosa o intentando llamar un poco más tu atención. Igualmente se sentirá muy cansada y dormirá muchas más horas.

A tener en cuenta

Pese a que haya síntomas claros, lo más común para saber si tu gata va a ser madre es que el veterinario realice una ecografía (siempre después de los primeros 15 días de gestación) y, es incluso común que se realice otra sobre el día 40 de gestación para ver cuántas crías vienen.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here