Enfermedad por rasguño de gato, cuidados y consejos

Cuando tenemos gatos domésticos y hay niños en la casa, hay que prestar especial atención a evitar las mordeduras y rasguños. Si bien en los adultos también puede suceder, al tener defensas menos formadas los niños pequeños son más propensos a enfermarse cuando son mordidos o arañados por gatos. Esto se debe a que la boca de los gatos está llena de bacterias que pueden terminar infectando al organismo de los seres humanos.

Los gatos tienen estas bacterias en la saliva a causa de las pulgas, y cuando rasguñan, lamen o muerden a los niños puede que aparezca esta enfermedad que en niños pequeños o personas con sistemas inmunológicos débiles, es más problemática y peligrosa.

¿Qué síntomas presenta la enfermedad por rasguño de gato?

Lo más habitual es que aparezca una protuberancia roja, una úlcera o una ampolla en la zona donde el gato mordió o rasguño. Puede tardar entre 3 y 10 días en aparecer. La úlcera puede tardar bastante tiempo en sanar, y es posible que aparezca febrícula (temperatura elevada pero que no llega a ser fiebre), sensación de fatiga, falta de apetito y dolor de cabeza.

En algunos casos, puede desarrollarse una infección de los ganglios linfáticos, principalmente en las glándulas más cercanas a la zona de rasguño. Por ejemplo, un niño rasguñado en un brazo puede tener las glándulas de las axilas o cercanas al codo sensibles y con inflamación.

¿Cuándo llamar al médico?

En caso de que un gato arañe o muerda a una persona, el tratamiento habitual para heridas deberá ser acompañado por asistencia médica profesional si aparecen algunos de los siguientes indicadores:

  • Pasan algunos días y no sana la zona de la herida.
  • El área roja alrededor de una mordedura o arañazo sigue creciendo de tamaño durante más de 2 días.
  • Fiebre que no cesa.
  • Inflamación o sensibilidad en los ganglios linfáticos durante 2 o 3 semanas.
  • Dolor de huesos o articulaciones, dolor abdominal o cansancio excesivo durante más de 2 semanas.

Un médico profesional podrá diagnosticar la enfermedad por arañazo de gato a partir de los síntomas que presente y describa el paciente, así como la cercanía con una herida ocasionada por algún felino. En caso de que no alcancen los diagnósticos externos, se puede solicitar una muestra de sangre para terminar de determinar si hay algún tipo de infección o bacteria que haya ingresado a través de la herida y que sea la responsable de la sensación de malestar.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.