Absceso en los dientes

Absceso apical en los gatos, es similar a los humanos, los animales pueden experimentar abscesos dolorosos en los dientes, causando extremo dolor en sus bocas. Un absceso es una formación con pus que se forma en el tejido debajo o en las inmediaciones del diente del animal. Los abscesos pueden ocurrir por una variedad de razones y pueden ser tratados con mucho éxito. Si se dejan sin tratar, sin embargo, las bacterias se pueden extender a otra área de la boca causando serias condiciones médicas.

Síntomas y Tipos

Puede notar uno o más de los siguientes signos cuando un animal ha experimentado un absceso en su boca:

  • Un diente roto visible
  • Un diente fuertemente decolorado
  • Hinchazón del rostro
  • Sensibilidad a la luz
  • Incapacidad para masticar
  • Dientes flojos
  • Mal aliento
  • Aumento de la presencia de placa en los dientes

Causas

Las enfermedades periodontales pueden causar la formación de un absceso. Los abscesos también son más comunes en animales que tienen una tendencia a morder o masticar frecuentemente, especialmente cachorros que juegan y halan cosas tirando con los dientes frecuentemente. Los traumas faciales o de la boca, infecciones bacterianas y la diabetes también pueden contribuir a la formación de un absceso, si se deja sin tratar.

Diagnóstico

Un examen oral y dental puede identificar si su animal tiene un absceso. Los análisis de sangre, por otra parte, pueden ser usados para determinar si el absceso es causado por una condición médica subyacente más seria.

Tratamiento

Es común drenar el fluido debajo o alrededor del diente; esto ayuda a eliminar cualquier infección. En muchos casos el diente será extraído, ya que agilizará el proceso de recuperación para el animal. La aplicación de frío y antibióticos ayudarán a reducir la inflamación, y medicamentos para el dolor serán suministrados para proporcionar confort durante la recuperación del animal.

Control

Durante los días siguientes (de siete a diez días del tratamiento) el veterinario examinará la sensibilidad, revisará la recuperación en el sitio del diente extraído, y se asegurará que no haya ninguna infección presente. La infección es un problema común, por lo tanto limite el masticado, mordeduras y comidas sólidas para ayudar al proceso de recuperación.

Varios cambios de comportamiento se pueden implementar para mejorar el tiempo de recuperación, tales como eliminar cualquier cosa dura u otro objeto masticable, quitar los objetos duros que están siendo usados para jugar, y continuos exámenes orales para buscar cualquier anormalidad en los dientes.

Prevención

Una estricta higiene oral y mantenimiento pueden funcionar para prevenir la formación de abscesos en la boca del animal. También, limitar la cantidad de veces que el animal mastica objetos duros o se halar de los dientes del animal (tirando de un objeto) ayudará a reducir la probabilidad de aparición de un absceso.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.