La interacción de los gatos ferales con las personas

eutanasiagatferalLos gatos ferales evitan todo tipo de contacto con las personas, los grupos que forman con sus congéneres les proporcionan protección, calor familiar, entre ellos buscan refugio y zonas donde sea accesible el alimento para los felinos. Las colonias de gatos ferales se distribuyen en parques, unidades habitaciones, centros escolares, universidades, centros comerciales, áreas verdes, zonas ecológicas, mercados y áreas de concentración de desechos sólidos.

En algunas regiones de las ciudades donde las colonias de gatos ferales son numerosas, se incrementan los problemas derivados de ésta situación

Principales complicaciones

  • La reproducción: este proceso genera peleas con gatos lastimados seriamente y los maullidos típicos de los mininos en celo.
  • Las disponibilidad del alimento también genera disputas entre los felinos que produce animales heridos que se debilitan y no tardan en morir.
  • La acumulación de residuos de los alimentos que las personas caritativas les llevan se convierten en un foco de infección.

Eutanasia y repoblación

El surgimiento de los gatos ferales no es natural, tiene sus raíces en la irresponsabilidad de las personas que los eligen como animales de compañía y después se arrepiente abandonándolos, por lo tanto, es obvio pensar que la solución está en la mente y en las acciones de los humanos, y no es precisamente eliminarlos a través de la eutanasia la medida más fácil y eficiente para reducir la población de los gatos ferales. Está sería una opción temporal, porque seguramente en poco tiempo llegarían nuevos felinos con las mismas características a poblar ese espacio.

Por otra parte, las hembras ferales que habitan zonas cercanas y no están castradas, se reproducen al menos tres veces al año esto implica “vivir” hambrienta y el 50 por ciento de los gatitos nacidos en las colonias ferales muere en transcurso del primer mes. Los machos viven mal también, para encontrar hembras en celo recorren grandes distancias, así que además de cansados, flacos y hambrientos, todavía tienen que pelear con otros felinos lo que les produce heridas que pueden llevarlos a la muerte, el fin de una vida triste y dolorosa, por la gran irresponsabilidad de un humano y una sociedad que acepta la eutanasia como la solución a uno de los muchos errores.

 

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.