Los gatos, el calor y el sudor

0

Seguramente, una de las cosas que resultan más atrayentes de los gatos, es la belleza del pelaje lo que hace que cada felino sea único gracias a cada manchita y cada raya. Al verlos recostados hacia el sol, o en épocas muy calurosas, es usual preguntarse de qué manera pueden soportar las altas temperaturas con todo ese pelo recubriéndolos, y más de uno se habrá cuestionado sobre si tienen alguna manera de sudar. En este artículo te contamos todo.

Glándulas sudoríparas felinas

Los gatos sudan, aunque lo hacen en menor medida que los seres humanos. Tal vez te extrañe saber esto, pues en ningún momento has visto a tu felino cubierto de nada parecido al sudor, mucho menos teniendo en cuenta que lo abriga una capa de pelo. En el gato el mecanismo funciona igual, pero suda solo a través de algunas zonas muy específicas: las almohadillas de sus patas, la barbilla, el ano y los labios.

El pelaje del felino puede aguantar una temperatura de hasta 50 grados aunque no significa que el animal no sienta el calor. Cuentan con otros mecanismos que los ayudas a aliviar la sensación.A pesar de poseer las glándulas sudoríparas, estas no suelen ser suficientes para refrescar al animal en épocas calurosas, sobre todo si se tiene en cuenta que el pelaje no contribuye mucho a mantenerlo fresco. Por eso, el gato ha desarrollado otros mecanismos para liberar el calor y mantener una temperatura estable en verano, por lo que es muy común que en días excesivamente secos los observes haciendo estas cosas:

En primer lugar, la frecuencia de acicalamiento aumenta. El gato lame todo su cuerpo, y la saliva que se queda en el pelaje se evapora, ayudando a que el cuerpo se enfríe. Además, en días cálidos evitará realizar cualquier esfuerzo innecesario, por lo que estará mucho más inactivo que en otras épocas, así que es usual encontrarlo haciendo la siesta con el cuerpo estirado en algún lugar ventilado y con sombra.

Last updated on 13 octubre, 2021 6:02

De igual manera, va a querer tomar más agua y jugar menos, buscando mantenerse fresco. Puedes agregar un cubo de hielo en su envase del agua para mantenerla fría por más tiempo.

Otro mecanismo para refrescar su cuerpo es el jadeo, aunque hay que estar atentos ya que este mecanismo es más propio de los perros, porque realizan una actividad física mayor. Sin embargo, el método el jadeo no es frecuente en los gatos, por lo que si el tuyo lo hace entonces significa que está sintiendo una cantidad excesiva de calor, y debes auxiliarlo de la siguiente manera:

Humedece su pelaje con agua fría, mojando la zona de las axilas, las ingles y el cuello.
Moja sus labios con agua fresca y dale agua en caso de que quiera beber. Puedes llevarlo a un lugar con mejor ventilación, e incluso puedes ponerlo cerca de un ventilador de pie o aire acondicionado si es que tienes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here