Gatos y niños pequeños, ¿buena compañía?

0

Imaginamos que ya estarás al tanto de los múltiples beneficios que tiene convivir con una mascota. En este caso, te vamos a contar cuánto de bien le puede hacer a los niños de la casa tener un gato para jugar y hacerles compañía.

Bien podríamos entonces contarte que tener un gato en tu casa, como cualquier otra mascota, conlleva una gran responsabilidad. Lo primero que debes hacer como adulto responsable, es enseñarles a tus niños que las mascotas no son juguetes. Por lo tanto, deben aprender a tratarlos como es debido, con respeto, cuidados y amor.

Ahora bien, una vez aprendido esto, debes saber que los beneficios para tus hijos a la hora de convivir con un gato son múltiples en cuanto a potenciales alteraciones emocionales o sociales que ellos sufran.

Como te imaginarás, los gatos son famosos desde hace siglos por ayudar a sus dueños a superar problemas del estilo de la tristeza, la depresión o la ansiedad. ¡Pero espera, que estos no son los únicos beneficios a la hora de convivir con ellos!

Por todo lo que te hemos contado, sabrás a estas alturas que los niños que conviven con gatos son menos propensos a sufrir ansiedad o depresión. Y por decantación, su estado de ánimo es mucho más optimista que el de aquellos niños que no conviven con gatos.

Esto se da principalmente porque los gatos son muy divertidos, los hacen reír, los entretienen y también los ayudan a no sentirse solos.

Todo esto conlleva unos claros beneficios incluso en el sistema inmunológico de los más pequeños del hogar. Según estudios universitarios, los niños que conviven con gatos tienen casi un 20% menos de probabilidades de sufrir cualquier tipo de alergias. Esto se puede comprobar fácilmente: la caspa que existe en la piel de los gatos, logra hacer que los chicos refuercen su sistema inmunológico, y por ende se vuelvan más resistentes a los alérgenos.

También, si es que lo estás pensando, ayudan a los niños con asma. Y también estos estudios comprobaron que los niños que conviven con gatos desde su primer año de vida, aumentan notablemente la resistencia a cualquier tipo de enfermedades respiratorias.

Pero si aún no te convences de los beneficios de convivir con felinos, seguramente con lo próximo que te contaremos terminarás tomando la decisión de adoptar pronto un cachorrito.

Y es que otro estudio reveló que los niños que conviven con ellos poseen habilidades sociales mucho más desarrolladas que aquellos que no lo hacen. Y, sobre todo, en aquellos niños que sufren de autismo. Su convivencia los hace en general mucho, más comunicativos, sociables y empáticos.

Last updated on 20 septiembre, 2021 15:52

Y ni que hablar de la gran realidad de que habitar en la misma casa con un gato ayuda notablemente a reducir tensiones y el estrés. Esto se puede ver claramente cuando los niños están pasando épocas de exámenes. ¿La clave? Acariciar a un gato estimula la segregación de serotonina y dopamina, lo cual favorece la relajación cerebral. Y si aún te cuesta definirte, lee esto: el contacto estrecho con felinos ayuda notablemente a la producción de oxitocina, la hormona encargada de proveernos amor y seguridad.

Para finalizar, te diremos también que el cuidado de pequeños felinos por parte de nuestros niños de la casa, ayudará también a volverlos más responsables. Para ello debemos enseñarles que nuestros gatos necesitan de cuidados tales como hidratación, alimentaciones, buenos tratos, visitas periódicas al veterinario, vacunas, higiene y por sobre todas las cosas, brindarles su espacio necesario. Y por supuesto, de más está decirlo, ¡que aprendan a amarlos mucho!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here