Gatos siameses: todo lo que siempre quisiste saber

0

El bellísimo gato siamés moderno es una raza proveniente del antiguo reino de Siam, actualmente Tailandia. Estos animales convivieron con el rey y su familia, siendo ejemplares exclusivos de la realeza. Este privilegio se debe a que le concedían un carácter puro, ya que al nacer esta especie es de color blanco color sagrado en Siam que lo llevó a tener su gran popularidad en esos tiempos. A partir del año 1882 fueron llevados a Inglaterra, y en 1890 a Estados Unidos.

En el antiguo reinado de Siam, el que actualmente conocemos como Tailandia, se usaban estos gatos para las ceremonias de coronación. Los gatos siameses se utilizaban como portadores del alma del difunto rey. El alma del rey sé fundía en el felino y así el monarca podía asistir a la coronación del rey heredero. El ritual consistía en incluir el felino alrededor del difunto cuerpo del monarca para que su alma se traspasara en el animal antes de ascender al cielo. Tras la ceremonia, el gato sería trasladado a un templo con sirvientes, pasando el resto de su vida rodeado de lujo.

El gato siamés era una raza reservada para la realeza siamesa y un ciudadano normal no podía ser propietario de ningún ejemplar. Solamente podían ser propietarios de un ejemplar si el rey lo regalaba. Éste gesto tenía un significado espiritual muy importante. La realeza los consideraba un animal puro y sagrado y disponía de varios ejemplares en sus palacios. Hay que decir que el gato siempre ha sido un animal ligado a la buena suerte en la cultura oriental. Los gatos son considerados afortunados por muchos tailandeses y la tradición de dar uno como regalo de inauguración de una casa significa que será un hogar estable.

El siamés es un gato de extremos. Su cabeza es un triángulo alargado. Las orejas altas están situadas sobre la cabeza a continuación de dicho triángulo. Su nariz es larga y recta y las patas son largas y esbeltas. Tiene la cola larga y rematada en punta. Los ojos, almendrados, son de un verde brillante. El pelo es corto y brillante y adherido al cuerpo.

La belleza del gato siamés reside en su esbelto cuerpo, los ojos y el contraste entre el color del cuerpo y el color más oscuro de las extremidades. Este contraste se llama restricción de color o, más frecuentemente, pointing. El color del pelo de las orejas, cola y pies es distinto al del cuerpo, y este color más oscuro se mezcla gradualmente con el color del cuerpo, más claro. En la cara puede verse también una máscara del mismo color más oscuro. Esta máscara le cubre la cara, rodea los ojos y cubre las almohadillas de los bigotes. La máscara es más pequeña en un gatito y aumenta de tamaño gradualmente a medida que crece.

Last updated on 6 junio, 2021 0:16

El gato siamés es bastante activo, le gusta jugar. También es cariñoso y sociable, un buen compañero de grandes y pequeños que se deprimirá si no le prestas la atención que demanda. Es un gran maullador que emite diferentes tipos de sonidos. Como característica curiosa, te contamos que las zonas de su cuerpo que son oscuras tienen menor temperatura que las claras.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here