Gatos Cascabel

En todas las películas y dibujitos animados, es habitual que aparezca el gato malo de la película con un cascabel en el cuello, sonido que alertaba a los ratones para salir huyendo. En la vida real también hay mucha gente que utiliza estos artefactos para colgar del cuello de sus compañeros felinos, sobre todo cuando aún están pequeños para que no se nos pierdan por la casa.

Sin embargo, esta costumbre es algo bastante poco recomendable de hacer, pues el cascabel interfiere en el equilibrio auditivo de nuestra mascota, incordiando su tan deseada tranquilidad, pues los gatos aman el silencio, y cualquier ruido molesto puede llegar a molestarles, puesto que nuestros amigos felinos cuentan con un aparato auditivo bastante desarrollado.

Es por ello por lo que un sonido agudo como el del cascabel puede llegar a ser incordioso para nuestros gatos, pues tienen una especial sensibilidad para escuchar los sonidos agudos. En definitiva, no es recomendable ponerle el cascabel al gato si no queremos que se termine su tranquilidad, aunque el hecho de ponerselo no le provocará ninguna enfermedad mental o física, pero no será raro verlo parado y acostado casi todo el día para no tener que escuchar el ruidito, por lo que, si podemos evitarlo, aportaremos a mejorar la comodidad de nuestra mascota.

3 Comentarios

  1. Tuve un gato siamés al que le pusimos un cascabel para poder localizarlo pero, al cabo de poco tiempo, el animalito había aprendido a moverse, e incluso saltar sobre la mesa, sin que sonara el cascabel.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here