Esterilizar al gato, consejos y beneficios

0

Convivir con un gato es una decisión muy importante y puede tornarse una gran felicidad y experiencia maravillosa. Muchas personas deciden que, para mejorar la calidad de vida de su mascota, una buena opción es esterilizarlos. Para ello, debes estar seguro de tu decisión y tendrás que tener ciertos cuidados más que nada en el proceso post operatorio. Si tu decisión está tomada, sabrás que con ello evitarás fundamentalmente tres situaciones: la primera, que “marque” la casa; la segunda, que se escape y la tercera: que pueda reproducirse.

Los primeros días tras la intervención son los que mayores cuidados necesitará tu gato de tu parte. La vuelta al hogar de tu mascota es lo más importante y, por lo tanto, debemos hacer que sea lo más cómoda para ella.

Es fundamental que le permitas a tu gato el espacio necesario para su reposo. Si bien la operación para esterilizar a tu felino es muy sencilla y no requiere puntos de sutura, no olvides que es una intervención quirúrgica y por ende, precisará diez días para estar recuperado en su totalidad. En este punto debes estar atento y tratar de hacer que no salte a superficies elevadas, como así también colocar su comida y bebida en zonas de descanso, de fácil acceso para él.

Lo mismo haz con su arenero. Por supuesto, sitúalo en un sitio distinto y lejano al de su comida, ya que ya sabes que los gatos son animales muy pulcros y no les cae bien tener cerca su comida al lugar donde hacen sus necesidades.

Presta atención a las indicaciones que te dé tu veterinario. Él te marcará pautas para realizar las curaciones pertinentes de las heridas por la esterilización. También es importante que le coloques un collar isabelino, para que tu gato no alcance a lamer la zona operada y así evitarás que se le infecte.

A tener en cuenta algo fundamental: si tras 24 a 48 horas tu gato no come como habitualmente lo hace, consulta a tu veterinario. Lo mismo si es que no usa su arenero como normalmente lo usaba antes de la intervención.

Evita bañarlo al menos por el transcurso de estos primeros diez días, para evitar también infecciones en esa zona. Si llegase a haber más animales en tu hogar, y consideras que tras un juego o interacción con ellos pudiese hacerse daño, trata de acondicionar una habitación de tu para que esté tranquilo y pueda tener su recuperación.

Respecto a su alimentación, debes saber que el metabolismo de tu mascota tras la esterilización se ralentiza, al disminuir la producción de hormonas sexuales.Por lo tanto, su requerimiento energético disminuye alrededor de un 25%, pero su apetito aumenta. También estará menos activo, por lo que puede tronarse un problema en cuanto a sobrepeso u obesidad. No descuides este punto: la obesidad es un problema muy común en los gatos esterilizados.

Lo importante aquí es seguir los lineamientos que tu veterinario te indique. Hay nutrición específica para gatos esterilizados, que reduce el riesgo de generar tales inconvenientes.

Es clave que sigas estos lineamientos, así como también las cantidades que tu profesional veterinario te señale. Esto ayudará a la cicatrización correcta y a la curación total de tu mascota, de forma más rápida y segura.

Pero también intenta animarlo para que haga ejercicio diario, que corra detrás de un juguete, o como mejor consideres que pueda hacerlo. Esto ayudará a que conserve su peso ideal.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here