El gato siamés, curiosidades de la raza

1

Hoy te contaremos acerca de la raza de gatos, el siamés. Dentro de esta raza existen dos variedades. Por un lado, el siamés moderno y, por otro lado, el siamés tradicional o Thai.

Con respecto al siamés moderno, debemos recordar que es una raza de gatos que proviene del antiguo reino de Siam. Actualmente esta región es lo que se conoce como Tailandia en nuestros días.

Fue para finales del siglo XIX, más precisamente para el año 1882 que fueron llevados por primera vez a Inglaterra. Y ocho años después, para 1890, se los conoció por primera vez en Estados Unidos.

Pero transcurrió más de medio siglo hasta que empezara a ganar protagonismo en los hogares de las personas. Fue recién para la década de los ’50 del siglo XX que el siamés empezó a divulgarse más, incluso a ser galardonado por jueces en concursos y a ser más tenido en cuenta por los criadores de gatos.

Se considera que a partir de allí muchas veces se conoce más al siamés moderno tan solo como “siamés”, porque comenzó a tener un mayor protagonismo entre los criadores y ha podido participar a niveles de competición.

Lo que podemos reconocer de esta raza y su variedad es que presenta un cuerpo elegante, esbelto, flexible, musculoso y estilizado. Sus ojos suelen ser almendrados y oblicuos, con orejas grandes. Su pelo es corto, suave y bien adherido al cuerpo.

Se caracteriza esta raza por tener una coloración más oscura en los lugares de su cuerpo donde la temperatura corporal es menor, o sea, en su cola, extremidades, cara y orejas, donde eso contrasta con el resto de su cuerpo, que suele ser mucho más claro.

SI nos referimos al origen del siamés tradicional o Thai, no podemos precisar exactamente su relación con la población del reino de Siam, ya que lo que se conoce es que estos animales convivieron con el rey y su familia, como la mascota de exclusividad de la realeza.

Esto, por supuesto, fue visto como un gran privilegio del que gozaba la raza, y se debía principalmente a que le concedían tener un carácter puro, dado que al nacer es de color blanco. Teniendo en cuenta que en Siam este es considerado un color sagrado, logró tener gran aceptación entre la realeza por esas características.

Debemos tener presente que el siamés Thai solo es una variedad dentro de la raza siamés. Suele compartir muchos puntos en común con el siamés moderno, como lo son el color de sus cuerpos y extremidades en algunos casos, sus mayores diferencias radican en sus formas más redondeadas.

El Thai tiene un cuerpo más compacto y redondo, el hocico más corto, ojos alargados, pero no totalmente oblicuos, en tonos celeste o azules, una cola más corta y generalmente con punta más redondeada o gruesa.

Tanto el siamés moderno como el tradicional, suelen tener un carácter muy independiente, pero a la vez son muy cariñosos y compañeros. Se los conoce por ser muy juguetones y por adaptarse a la perfección al núcleo familiar, convirtiéndose hoy día en una de las razas de gatos predilectas elegidas en todo el mundo.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here