El estrés en los gatos

Aunque parezca mentira, a tu gato también pueden aceptarle enfermedades modernas como el estrés. En los últimos años, el modo de vida ha cambiado radicalmente, nunca tenemos tiempo para relajarnos  ni para dedicarnos a nuestra familia. Todo esto también lo notan nuestros animales de compañía y puede llegar a afectarles.

El estrés en los gatos puede aparecer por distintas razones. Por ejemplo, puede aparecer después de un trauma (una pelea, un desastre natural…), ante un cambio de ambiente o un periodo de soledad.

Si pensamos que nuestro gato puede padecer estrés, lo primero que debemos hacer es intentar que esté cómodo. Hay que meterlo tranquilamente (si se resiste más vale esperar un poco) en un transportín amplio, donde esté cómodo y llevarlo pronto al veterinario. Una vez allí, hablándole tranquilamente mientras lo acariciamos, se le subirá a la camilla para que lo pueda examinar.

El veterinario podrá diagnosticarlo y, si el gato padece estrés, te informará de la mejor forma para ayudarle. Lo más importante es, en caso afirmativo, asegurarse de que el gato en todo momento esté cómodo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here