Consejos para cuidar un gatito chiquito

0

Desde el comienzo de su vida, los gatos deben estar en un lugar tranquilo y apartado de las demás mascotas de la familia, el lugar que escojas debe estar libre de corrientes de aire y si es posible que duerman en una cama para gatos con su madre evitando el frío del suelo, pueden ubicarse también en una caja de cartón con muchas sabanas o toallas viejas. Es muy importante que este lugar permanezca limpio. Nuestro papel en el cuidado de los gatitos será de ayuda hacia la madre procurando que todos los cachorros puedan mamar y alimentarse del calostro (es el primer tipo de leche que se genera tras el parto, contiene muchas más grasas y vitaminas que la leche que genera en una edad adulta).

En las primeras semanas son dependientes de su madre ya que nacen sordos y ciegos, así que ésta los estimula con la lengua para que puedan orinar y defecar, luego es la que se encarga de limpiarlos comiéndose todos sus desechos. Los gatitos se guían percibiendo el calor de la madre para alimentarse y duermen la mayor parte del día.

En su segunda semana de vida ya comienzan a abrir los ojos y a percatarse de lo que hay a su alrededor, comienzan a moverse más y a deslizarse por todo el lugar, por esto es importante que su zona esté bien limitada y alejada de los miembros de la familia.

10,69€
disponible
3 new from 10,69€
2 used from 8,90€
as of 24 abril, 2022 7:22
Amazon.es
Last updated on 24 abril, 2022 7:22

Cuando ya alcanzan un mes de vida se despierta su curiosidad y empezarán a morder y/o arañar objetos y ya pueden sostenerse con facilidad así que lo más seguro es que sigan a la madre por todo lado queriendo alimentarse, además comienzan a juguetear entre ellos corriendo por toda la casa

Hasta el mes y medio es óptimo que consuman solo leche materna y a partir de ahí ya podes dejar que coman un nuevo alimento. Las croquetas remojadas preferiblemente con agua y se las das en forma de papilla y poco a poco los separas de la madre para facilitar el destete, lo podes hacer colocándolos con ella por las noches y los separas al despertar por la mañana y luego los colocas de nuevo con ella al medio día y de nuevo por la noche con el fin de evitar que lastimen a la madre con sus dientes o uñas.

Si por cualquier motivo nuestro gatito no puede contar con el cuidado y la protección de su madre, es recomendable que acudamos al veterinario para que este nos pueda guiar en las pautas a seguir, siendo lo más probable que nos recomiende leche para gatitos maternizada, la cual pese a no ser tan beneficiosa en términos nutricionales e inmunitarios como la leche materna natural, nos permitirá que nuestro cachorro esté alimentado y crezca sano y fuerte a pesar de no poder alimentarse de leche de su madre. Debemos de darle la toma cada tres horas y también durante la noche, procurando que la leche se encuentre similar a su temperatura corporal, similar a la que tendría la leche de su madre.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here