Recetas fáciles de hacer en casa para gatos

En general por falta de tiempo o ganas le damos a nuestro gato comida húmeda enlatada, que a pesar de que les guste mucho, a veces no sabemos qué le estamos sirviendo en el plato. Preparar a nuestra mascota felina una comida húmeda casera y deliciosa no es muy complicado. Con ingredientes básicos y fáciles de conseguir podemos darle un menú saludable y que le guste muchísimo.

1) Receta a base de pollo

• 4 pechugas de pollo.
• 1 cucharada de puré de papas, previamente cocidas.
• 1 cucharadita de aceite de oliva.
• 1 pizca de perejil fresco, picado muy fino.

1) El primer paso es cocer el pollo en una olla con agua hirviendo durante 3 minutos aproximadamente.
2) Una vez cocido el pollo es hora de desmenuzarlo, se puede hacer con las manos o con un tenedor, pero te dejamos un tip mucho más rápido: con una batidora eléctrica vas a lograr un desmenuzado perfecto en menos de 2 minutos.
3) Mezcla el pollo el puré de patata y añade el aceite y el perejil.
4) Deja que se enfríe por un momento y ya estará listo para consentir a tu mascota.

2) Pastel de carne con espinacas

• 1 taza de carne de tu preferencia – puede ser vacuna, hígado o pollo – cortada muy fina.
• 25 gr de espinaca.
• 25 gr de arroz.

1) Cocina la carne en una plancha o sartén con muy poco aceite mientras en otros recipientes hervimos la espinaca y el arroz por separado.
2) Una vez cocinados todos los ingredientes, los llevamos en un recipiente y los trituramos. Dejamos enfriar para servirlo a temperatura ambiente.

3) Palitos de pollo deshidratado

• 1 pechuga de pollo.
• 1 cucharada sopera de aceite de oliva.
• 1 taza de avena.
• 1 pizca de perejil fresco, picado finamente

1) Corta la pechuga en tiras o bastones y llénalos en una mezcla de aceite con el perejil picado finamente.
2) Una vez listo el paso anterior, llevamos las tiras a una sartén, previamente calentada a 180 ºC. Cuando esté caliente coloca las tiras y espera a que se doren por uno de los lados.
3) Una vez cocinado el pollo, deberás cocinarlos por el otro lado durante 15 minutos en el horno, también a 180 ºC.
4) Sácalos del horno y deja que se enfríen para pasarlos por la avena cocida. De este modo, adquirirán una textura de snack más crocante y apetecible para tu gato.
Se pueden congelar o mantenerlos en la heladera. Si optas por lo primero se mantendrán en perfectas condiciones durante 3 meses, si los refrigeras tu gato deberá consumirlos antes de que transcurra una semana como máximo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here