¿Cómo limpiar una caja de arena? Descubre cómo hacerlo en minutos

Muchos dueños de gatos a menudo buscan alternativas naturales, no tóxicas, respetuosas con el medio ambiente e incluso más económicas que permita ahorrar y a su vez cuidar el  medio ambiente cada vez que decidan limpiar la caja de arena de sus felinos. 

Por lo antes planteado, el día de hoy traemos para ti una solución sencilla y económica que te permitirá ahorrar y a su vez mantener el espacio de tu gato en perfecta condiciones.

¿Es posible limpiar la caja de arena de lejía?

La respuesta es sí, pero para llevar a cabo este procedimiento debes tener mucho cuidado. Asegúrate de colocar una cantidad moderada de manera que no afecte el olfato de tu felino.

Como dato curioso te comentamos que los gatos en general tienen un sentido del olfato más agudo y sensible que otros animales. Incluso pueden captar aromas ácidos o amargos suaves según algunos especialistas en el tema.

¿Cómo se limpia una caja de arena para gatos con lejía?

El primer paso y el más importante que debes realizar cada vez que realices un trabajo de limpieza en la caja de arena de tu felino es equiparte con guantes gruesos y una máscara protectora. De esta manera podrá librarse de los malos olores.

En caso de limpiar con lejía,  es posible que también desee usar anteojos protectores, ya que la lejía a menudo puede generar vapores que pueden ser penetrantes y dañinos para la salud. 

¿Cómo limpiar una caja de arena? Descubre cómo hacerlo en minutos
¿Cómo limpiar una caja de arena? Descubre cómo hacerlo en minutos

¿Cuáles son los pasos para limpiar la caja de arena del gato con lejía?

Hay nueve pasos a seguir para limpiar la caja de arena del gato. Busque lápiz y papel para que pueda anotar cada paso ¡Manos a la obra!

  1. Vacíe la basura usada en una bolsa de basura. Limpie cualquier derrame con un recogedor y un cepillo.
  2. Raspe cualquier arena seca de la caja con su pala.
  3. Los derrames deben barrerse dentro de la bolsa. Antes de colocar la bolsa en el basurero, átela bien.
  4. Se debe usar agua tibia y jabón suave sin perfume para enjuagar la caja. Asegúrese de limpiar tanto el interior como el exterior de la caja. No se recomienda usar lejía en la caja de arena rápidamente, ya que puede haber residuos de orina que contengan amoníaco.
  5. Use una esponja o toalla limpia para desinfectar la caja de arena.
  6. Enjuague bien la caja para asegurarse de que se hayan eliminado todo el jabón y la lejía.
  7. Permita que la caja se seque. Puede secarlo al aire o secarlo con toallas de papel. Antes de agregar arena fresca, asegúrese de que la caja de arena esté completamente seca. La arena húmeda se adherirá a la caja.
  8. Este es un paso opcional. La caja de arena debe desodorizarse una vez que se haya lavado y secado. Antes de agregar arena, ponga una cucharadita o dos de bicarbonato de sodio sobre la caja. Las briquetas de carbón y los filtros son dos opciones más para los desodorantes.
  9. Vuelve a llenar la caja de arena y devuélvela a su ubicación original.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here