Cálculos en la vejiga en gatos: diagnóstico y tratamiento


Diagnóstico:

Las infecciones en la vejiga son diferentes a los cálculos en la vejiga. Los veterinarios podrían determinar que la enfermedad de su gato se diagnostica simplemente sintiendo la presencia de las piedras en el abdomen de su mascota, más concretamente, en las paredes abdominales. Sin embargo, este método no es muy eficaz para cálculos en la vejiga  ya que es muy pequeña, y en muchas ocasiones es casi imposible que se sientan.

Sin duda, el veterinario puede solicitar exámenes de ultrasonido para su gato, rayos X o radiografías también se pueden realizar, ya que este procedimiento es más simple que la ecografía. Pero, por supuesto, si los veterinarios quieren estar realmente seguros sobre la condición del gato y el equipo de ultrasonido está disponible, lo más probable es que prefieren este método a los rayos X.

El tratamiento de cálculos en la vejiga del gato

Sólo hay dos maneras de tratar las piedras de vejiga en los gatos. En primer lugar, el veterinario puede prescribir una dieta especial y una terapia con medicamentos para su mascota. El objetivo principal de estos es disolver la piedra en la vejiga con el uso de medicamentos y controlar los alimentos que come su gato. Sin embargo, no todos los cálculos en la vejiga se pueden tratar de esta manera. Para los otros tipos de cálculos en la vejiga que son imposibles de disolver con el uso de medicamentos y las dietas, la segunda opción es la cirugía.

La cirugía es la manera más rápida de deshacerse de los cálculos en la vejiga de un gato. La extracción quirúrgica de los cálculos podría significar que su gato tenga que someterse a la anestesia total y puede  requerir un período de recuperación de hasta 4 días.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.