Consejos generales para EMPEZAR A ADIESTRAR A UN GATO

El adiestramento de gatos es uno de los aspectos más discutidos entre los amantes de las mascotas. Mientras que los perros son reconocidos por la sociedad por poder aprender determinadas conductas, de los gatos se tiene una imagen de autonomía tal que, aunque les queramos enseñar a hacer algo, siempre harán lo que ellos deseen. Lo cierto es que los gatos son animales muy inteligentes y es posible enseñarles determinadas conductas, pero es un proceso que lleva tiempo.

Los primeros pasos para cualquier enseñanza o adiestramiento tienen que ver con los reforzadores positivos. Esto quiere decir, que ante cada acción positiva que nuestro gato haga, debemos recompensarla. Así asociará la acción a la sensación positiva del refuerzo. A medida que crecen la recompensa puede ser alternada, pero durante la infancia debemos reforzarlo positivamente de manera regular.

Puedes ayudarte con un sonido específico, de esta manera el gato asociará dicho sonido con la recompensa y hará las acciones que haya aprendido para conseguir esa recompensa. Otra forma de comenzar adecuadamente el adiestramiento es decir el nombre de tu gato antes de una orden importante. También se recomienda decirle el nombre cuando jugamos, cuando lo acariciamos o abrazamos. Así el gato vinculará el nombre y sabrá que nos dirigimos a él.

Evita las distracciones. Cuando vamos a adiestrar a un animal tenemos que dedicarle ese tiempo en exclusiva. Elimina la música, el ruido de la televisión, la radio y cualquier otro elemento que pueda generar atención en otras partes de la casa. De esta manera el gato entenderá mejor lo que estamos tratando de transmitirle.

Para que el aprendizaje sea efectivo, hay que tener paciencia. Dedica 10 o 15 minutos al día a la enseñanza, no más. De lo contrario el gato se fastidiará, se irá o se enfadará. Mejor ir de a poco y dedicarle un poco de tiempo cada día para mejores resultados. Estos son los consejos generales para comenzar con cualquier adiestramiento con tu gato. Exploraremos diferentes recursos para enseñar a los gatos acciones que nos ayudarán a una mejor convivencia con nuestra mascota.

En próximas entradas veremos cómo hacer para ayudar a nuestros gatos a responder a su nombre y venir cuando los llamamos, a hacer pis en el cajón de arena y a enseñarle a no comerse nuestras plantas, por ejemplo. Son acciones que algunos gatos aprenden por sí solos, y otros requieren de nuestra ayuda y enseñanza. Pero el proceso puede llevar un tiempo así que hay que armarse de paciencia.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.