4 cosas que los GATOS ODIAN

Al igual que las personas, los gatos tienen gustos. Algunas cosas les gustan más, otras cosas les gustan menos. Hoy exploraremos un poco los elementos, acciones y momentos que los felinos más odian. Así podrás evitar su mal humor. Hay cosas que son muy conocidas y se ha vuelto sentido común que los gatos no disfrutan, pero también existen algunas sorpresas.

Ruidos fuertes

Los gatos no disfrutan los ruidos fuertes. Los detestan e incluso pueden llegar a causarles miedo y estrés. Desde el claxon de un automóvil hasta escuchar petardos o música a todo volumen. Los ruidos fuertes pueden generar cuadros de estrés o ansiedad en nuestro gato. Ten en cuenta que un ruido fuerte para el gato implica un cambio en su entorno, y los gatos son animales que disfrutan la seguridad de aquello que conocen.

El limón

Lo más habitual es que los gatos no disfruten del olor a limón. Si quieres evitar que un gato se acerque a determinadas zonas de tu casa, prueba rociando con perfume de limón en los sitios de la casa que desees tener liberados del gato. Incluso puedes usar un limón y frotar determinadas estructuras para que se impregne el olor y el felino no se acerque.

Las caricias fuertes

Los gatos son animales sensibles, por eso es importante que las caricias que les hagamos sean suaves. Es muy importante enseñarle a los niños y niñas más pequeños para evitar accidentes. Si acariciamos muy fuerte a un gato, puede reaccionar de manera violenta. Por eso, siempre con suavidad y atendiendo a la respuesta del gato, porque hay algunos que no disfrutan siquiera que los toquen.

Que los ignoren

Por un lado decimos que los gatos son animales que no disfrutan cambios en su entorno, y tampoco las caricias, aunque cuando son mimos suaves no suele ser una molestia. Pero otra característica propia de los felinos es que tienen mal humor y se ponen molestos cuando los seres humanos los ignoran. Los gatos evitan los extremos, no les gustan las caricias excesivas, pero tampoco disfrutan ser ignorados.

Ten en cuenta que si ignoras muchas veces al gato, puede tomar medidas de represalia. Desde rasgar alguna prenda o mueble, hasta orinar en alguna parte de la casa. En definitiva, hay que estar atentos a las necesidades de nuestros gatos para que sean felices y nos mantengan felices sin los extremos propios de una personalidad cambiante como la del gato.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.