Destete de los gatos

0

kitten-227009_640

Una vez que una gata ha terminado su parto y le ha dado paso a la limpieza, nos toca a nosotros ver si los gatos pueden mamar de su madre o si hay algún inconveniente para ello. El plazo que tienen para hacer es de 48 horas.

Cuándo el parto ha sido normal y los gatos se ven despiertos y alegres, no se debe tener ningún problema para que puedan comer por si solos, sin embargo, en caso de que la gata esté muy cansada o los gatos ni siquiera se muevan debemos acudir rápidamente a un veterinario que nos ayude.

la mamá gata se mantendrá en todo momento al lado de sus gatitos bebés para poder socorrerlos en cualquier problema que se tenga. solamente saldrá de su cesto para comer y hacer sus necesidades.

La primera semana de vida

Al cumplirse la primera semana, los gatitos deberán haber duplicado las dimensiones y el peso que tenían al nacer. Si el parto ha tenido lugar por cesárea, la mayor dificultad será lograr que la gata deje a los gatitos cogerse a las mamas, aunque si el animal es de temperamento tranquilo, el instinto materno se impondrá sin mayores problemas. Transcurrida la primera semana después del parto, la gata se alejará de la cama por espacios de tiempo más largos, o bien se echará en algún lugar cercano y volverá sólo para amamantarlos.

Los gatitos continuarán aumentando de peso y de talla, aunque más lentamente.
A los diez días abrirán los ojos y se volverán particularmente juguetones aunque al principio sólo verán luces y sombras. Caminando todavía con pasos titubeantes, saltarán fuera de la cama, con el riesgo que alguien los pise, cuando comience esta etapa habrá que colocarlos en una caja más grande con los lados suficientemente altos, donde tengan espacio para jugar y la gata pueda alimentarlos.

Cuando hayan cumplido el primer mes de vida, los gatitos ya estarán listos para el destete. Si la gata tiene leche abundante, no está débil y su estado de salud es bueno, se puede dejar que los gatitos se alimenten exclusivamente de leche hasta que cumplan 40 días de vida; sin embargo si maúllan frecuentemente (por hambre) o si la gata esta delgada y pierde pelo, habrá que completar la alimentación materna con leche maternizada para gatitos. La comida nueva se colocará en un plato pequeño con bordes bajos y uno a uno se les irá acercando cuidadosamente la cabecita para que la prueben.

Al principio se les deberá dar dos veces al día y posteriormente la papilla para gatitos, aumentando gradualmente la ración. A los 50 días tendrán que comer cuatro veces al día, y poco apoco la leche materna irá siendo reemplazada. Así lo irá entendiendo la madre produciéndose el destete natural.
Es importante destacar que en el mercado existen sustitutos lácteos animales, pero es importante utilizar el producto recomendado para gatos, y no para perros.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here