La diabetes mellitus en los gatos

diabetes mellitus en gatos

La diabetes mellitus o “azúcar” es una enfermedad conocida por la insuficiencia de insulina en las personas y también suele afectar a los gatos. Este malestar se caracteriza por acompañarse de un grupo de trastornos metabólicos que afectan a diversos órganos como consecuencia del aumento de los niveles de glucosa en la sangre.

Las complicaciones

La responsabilidad de las personas por proporcionar una vida saludable a los animales de compañía muestra una vez más que la diabetes mellitus puede controlarse, se sabe que se manifiesta en los mininos gerontes o mayores, gatos esterilizados, gatos machos y gatos con obesidad morbida. Aunque es un padecimiento típico de los gatos viejos ello no significa que los mininos jóvenes no la puedan manifestar, justamente en esta etapa entran en juego las propiedades genéticas de las razas y familias de los gatos que determinan de forma importante el desarrollo de la diabetes en los gatos jóvenes y éstas también influyen en la predisponibilidad hacia la diabetes mellitus, algunas hipótesis sugieren que el pedigree de los gatos puede ser una referencia para detectar si son portadores de los genes de la diabetes, sin embargo los datos son ambiguos.

Identificación de un gato diabético

Durante el desarrollo de la diabetes mellitus en los gatos se produce un incremento de glucosa en la sangre conocido como hiperglucemia y se elevan los niveles de glucosa en la orina o glucosuria, debido a ello los animalitos de compañía tienden a exhibir señales muy particulares que indican problemas de salud. Un gato con problemas de diabetes tendera a orinar más veces de lo normal aumentando el volumen de orina, se presentará la orina con sangre y hará esfuerzos para orinar. Como consecuencia se incrementa la deshidratación y el deseo de beber líquidos aumenta, además, se observa deseo desmesurado por consumir alimentos, conjuntamente habrá disminución de peso y se observará un pelo de carente de brillo y sedosidad.

Como en todo gato diabético el tratamiento es a base de insulina previos análisis y determinación de las curvas y picos de glucosa. Se lleva a cabo el establecimiento de un régimen alimenticio, una dieta y plan de ejercicios, la aplicación de ellos harán de gato y amo un equipo campeón. Así como la actividad física para diabéticos es fundamental, lo mismo sucede con los felinos, por eso debe ser parte de la rutina del gato.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.