Prevención y tratamiento de la obesidad en las mascotas

Las mascotas, especialmente los mamíferos, tienden a desarrollar obesidad cuando viven en casas, ya que no realizan muchas de las actividades cotidianas que los ejercitan, como cazar, trasladarse por largas distancias y jugar con otros de su especie.

Por eso, es importante tomar medidas para prevenir el exceso de peso, o correctivos en caso de que ya se presente el problema.

La obesidad en los animales conlleva problemas similares a los de los seres humanos. La salud se deteriora y se presentan afecciones de la piel, problemas circulatorios y respiratorios, desgaste de las extremidades, entre otros.

Alimentación rigurosa y recompensas programadas

Las mascotas sólo deben comer los alimentos diseñados para su nutrición. Darles de nuestra comida, o peor aún, de nuestras golosinas, altera su organismo y crea desbalances nutricionales que pueden llevar al sobrepeso.

Si se desea recompensar al animal por buena conducta o condicionarlo para entrenamiento, hay galletas y bocadillos especiales para este fin, elaborados según las necesidades de cada especie.

Igualmente, puede consultar con el veterinario los alimentos con los que puede alternar, eventualmente, las comidas de la mascota. Por ejemplo, a los gatos les sienta muy bien comer atún o sardinas esporádicamente.
El especialista también tendrá que indicar cómo balancear estos alimentos excepcionales con su comida regular. Por ejemplo: si se le dan sardinas al gato, quizás sea conveniente que la próxima porción de alimentos para gatos sea menor, para compensar el exceso anterior.

Ejercicio regular

Aún cuando vivan en casa, las mascotas pueden tener niveles de actividad aceptables que permitan quemar calorías y tonificar los músculos.

Los juguetes son una excelente forma de mantenerlos activos, incluso cuando estén solos en casa.

En el mercado existen juguetes para perros y gatos que les permiten hacer ejercicio a cambio de un bocadillo de recompensa.

Estos juguetes plásticos poseen en su interior una estructura laberíntica, por lo que el animal deberá moverlo y rodarlo por el piso para que salga el bocadillo, por lo que quemará muchas calorías.

La incorporación de esta actividad también implica un pequeño ajuste en la dieta, ya que las porciones de comida deben ser menores para compensar las calorías de los bocadillos.

Control médico

Los animales con sobrepeso deben tener cuidados médicos más rigurosos que aquellos que tienen un peso promedio.

En primer lugar, hay que monitorear los progresos obtenidos con la dieta y los ejercicios, y buscar el mantenimiento del peso ideal.

Igualmente, es importante el chequeo médico para detectar cualquier afección que pueda surgir producto del peso adicional, para poder tratarla a tiempo y evitar complicaciones.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.




Uso de cookies

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Más información

ACEPTAR
Aviso de cookies