Ejercicio en los cachorros

El ejercicio en los cachorros. Algo fundamental para una vida sana

El ejercicio es una actividad física de la que depende el buen o mal estado de salud de un animal durante toda su vida, pero es fundamental que se empiece a desarrollar desde edad temprana, pues esto le dará al cachorro muchas ventajas con respecto a los que no lo practican.

El ejercicio le permite al cachorro desarrollar una vida dinámica y positiva, fortalece sus músculos, le permite aprovechar de mejor forma los aportes energéticos del alimento, le da vigor y mejora el funcionamiento de órganos vitales como el corazón y los pulmones.

Los cachorros que se ejercitan tienen un mejor estado general, que les permite estar más alerta ante situaciones de riesgo, poseen más resistencia y agilidad, coordinan mejor sus movimientos y son mucho más flexibles.

Otro punto importante a saber respecto del ejercicio en los gatitos, es que esta actividad es la base de una buena socialización entre los cachorros cuando están con la madre, ya que a partir del juego, los pequeños empiezan a conocer su entorno, a jerarquizarse y a conocer las cosas permitidas y no permitidas por su madre.

Ahora bien, cuando el cachorro es destetado y llega a su nuevo hogar, él empieza a relacionarse con su familia humana en gran parte a través del juego, ya que correr, saltar, y morder son sus actividades fundamentales, además de comer y dormir. El tener un cachorro activo que juegue mucho, es decir, que se ejercite, es uno de los mejores indicadores del estado de salud de la mascota, ya sea gato o perro; debido a lo anterior, los médicos veterinarios recomendamos que a la hora de comprar o adquirir un cachorro se fije uno bien en su estado anímico y el grado de actividad física que presenta el animal cuando está despierto y con respecto a los demás miembros de la camada. Por lo que se refiere a lo expuesto anteriormente, los propietarios de mascotas deben proporcionar periodos regulares de ejercicio vigoroso para el perro o el gato en crecimiento, ya que esto contribuye a conseguir un balance energético adecuado y mantiene un desarrollo muscular normal.

Los perros jóvenes deben hacer ejercicio para mantenerse fuertes y con una condición muscular satisfactoria a lo largo de su periodo de crecimiento. Por tal motivo, correr, jugar, cazar o nadar durante 20 – 40 minutos diarios, resulta adecuado para la mayoría de los gatos y perros. Debe evitarse, sin embargo, de forma cuidadosa los periodos prolongados de ejercicio que sobrecarguen en forma excesiva las articulaciones en desarrollo, especialmente en los perros de razas grandes y gigantes.
Otro punto importante en que el ejercicio beneficia la salud de nuestras pequeñas mascotas, es el de evitar la aparición de un problema como es la obesidad, siendo ésta una de las afecciones nutricionales que se presenta con más frecuencia en las personas y mascotas de las sociedades occidentales.

La obesidad es un problema que aunque aparece poco en los cachorros, sí se puede originar en esta etapa de sus vidas y, si esta afección se presenta a temprana edad, sus efectos son más graves aún. Se considera que un animal es obeso cuando su peso sobrepasa en un 15 por 100 su peso corporal normal. Este problema afecta a un 15 – 30 por 100 de los gatos y 30 – 50 por 100 de los perros. En éstos se presenta con mayor proporción en las hembras; otro dato anecdótico es que, con frecuencia, las mascotas obesas pertenecen a propietarios obesos.

El ejercicio diario es fundamental para la prevención de la obesidad. Con esto no se pretende que el animal sea un atleta, pero sí que el ejercicio consiga consumir lo que el organismo no utiliza (niveles energéticos en exceso), para mantener las necesidades fisiológicas en perfecto estado. Efectos de la falta de ejercicio y del sobrepeso en las mascotas:

• Disminución en las respuestas generales.

• Disminución en la cantidad y calidad de vida.

• Alteraciones articulares.

• Dificultad respiratoria.

• Problemas cardiovasculares.

• Lipidosis hepática sobre todo en gatos.

• Mal metabolismo de los fármacos, en especial de los anestésicos durante los procedimientos quirúrgicos.

• Aburrimiento, sedentarismo.

• Agresividad, falta de sociabilización.

• Predisposición a problemas de comportamiento.

Como hemos podido apreciar, amigos lectores, la actividad física y el ejercicio influyen grandemente en el buen estado de salud de nuestros gatos y perros. Por eso es importante permitir que puedan ejercitarse y a la vez divertirse junto con sus amos. Lo importante es saber la cantidad adecuada y la manera de hacerlo correctamente y, para esto, puedes asesorarte en tu médico veterinario.

En el caso de los gatitos, es bueno que tengan áreas para su ejercicio y juego, de tal manera que es muy útil disponerles gimnasios; sin embargo, ellos tienen la facilidad de que se divierten con las cosas más sencillas del mundo, como una hoja de papel doblada en forma de pelota o una barita con un lazo.

De nuestro ingenio depende que nuestras mascotas se desarrollen de la forma más sana posible. Además, el compartir con ellos el ejercicio nos beneficia grandemente, nos permite conocerlos más, reducimos los niveles de estrés mutuamente y también nos ejercitamos nosotros.
Fuente: elmundodelgato.com

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.




Uso de cookies

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Más información

ACEPTAR
Aviso de cookies