Los gatos y la hipertensión arterial

Los gatos y la hipertensión arterialAlrededor de década de los 70’s de dio a conocer que los gatos también padecían hipertensión o presión elevada una enfermedad muy común entre las personas, las causas aún no se establecían con seguridad sin embargo, no se descartaba la relación con el tipo de alimentación ó régimen alimenticio, la vida sedentaria y falta de ejercicio.

 

Actualmente, la medicina veterinaria sobre todo la especialidad de pequeñas especies como los felinos, indica que la hipertensión en gatos o felinos es consecuencia de otra enfermedad, por lo tanto, la hipertensión es un padecimiento secundario aunque también ocurre como única enfermedad. En los gatos la presión arterial se eleva por causa de la insuficiencia renal crónica, hipertiroidismo, cáncer, enfermedad de Cushing que se caracteriza por producir altas cantidades de corticosteroides por la presencia de cáncer en las glándulas adrenales o en la hipófisis.

Los gatos y la hipertensión no son sinónimo de muerte, sin embargo requieren de tratamiento veterinario, ejercicio y cuidados de sus dueños para vivir saludablemente.

 

Consecuencias de la hipertensión

En los felinos la presión arterial elevada ocasiona daños al organismo, usualmente perjudica los ojos causando hemorragias intraoculares, produce inflamación y desprendimiento de la retina que en ocasiones puede generar con la pérdida de la visión total o parcial.

En los gatos la hipertensión daña el cerebro y el sistema nervioso produciendo síntomas neurológicos como el andar tambaleante, demencia, coma y la muerte, además,  el corazón es uno de los órganos vitales más dañados por la hipertensión que dificulta el flujo sanguíneo y puede ocasionar un paro cardiaco congestivo caracterizado por problemas respiratorios, somnolencia y disminución de la actividad.

El diagnóstico y tratamiento de la hipertensión felina lo hace el médico veterinario, no obstante, el dueño y las personas que conviven con los gatos son responsables de la salud de los animalitos. La visita al médico es cada año como medida de control, aprovechando la aplicación de las vacunas, desparasitaciones y la charla de rutina.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.