Lección 12: Recomendaciones para llevarlo de viaje

Recomendaciones para llevarlo de viajePor experiencia cualquier dueño de un gato sabe lo estresante que puede llegar a ser lograr que este se adapte a un ambiente nuevo, ya que suelen ser animales un tanto territoriales por instinto, y altamente sensible a los cambios.

Los motivos para llevarlo de viaje pueden ser muchos y todos igualmente de válidos: no se cuenta con una opción de cuidado por el tiempo que durará el viaje; existe un gran apego emocional entre mascota-dueño por lo que una separación resultaría dolorosa; o el gato está muy pequeño como para dejarlo bajo el cuidado de alguien más.

Dependiendo de la raza, del medio de transporte, del lugar hacia donde se planea el viaje, la duración del mismo, la presencia de más animales y otros factores, puede resultar en un proceso mediana o altamente emocional para nuestro gato, y aunque existan personas que recomienden que sedemos a nuestro peludo amigo, la verdad es que a la larga puede dañarles el hígado.

¿Cómo salir de viaje?

Lo primero es definir el medio de transporte y la duración del viaje, si es un viaje relativamente corto y en carro, no existen mayores problemas, se recomienda llevar alimentos y agua suficientes, además de realizar algunas paradas para que el animal pueda realizar sus necesidades, y con la ayuda de una correa y cadena para gatos evitaremos su huida por los nervios o por la emoción, o que se alejen para explorar y se sometan a un peligro innecesario.

Si el viaje es por avión, se debe hablar primero con la aerolínea para determinar la disponibilidad de espacios para el transporte de la mascota, ya que normalmente los aviones cuentan con compartimientos especiales acondicionados para ellos; también se debe tramitar la permisología necesaria para el transporte de nuestro gato al lugar del destino, para evitar problemas de cualquier tipo; En ambos casos será necesario el uso de una jaula especial para su transporte, lo suficientemente espaciosa para que pueda pararse y dar la vuelta en su interior. por último, un chequeo previo con el veterinario nunca estará de más.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.




Uso de cookies

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Más información

ACEPTAR
Aviso de cookies