La adopción de los gatos

Siguiendo con la adopción de gatos, si bien se sabe, la mayoría de estos no son cachorros, por lo tanto, tienen otras costumbres y quizá otro tipo de educación, la cual se espera se las mejores debido a que el lugar en dónde lo adoptaste debe claramente tener una buena fachada sobre los cuidados del mismo y sus compañeros.

Para “moldear” este tipo de educación, se debe disponer de paciencia y tiempo de sobra, pues el gato no cambiará sus reglas ya conocidas de un día a otro, y asimilar el hecho de que ahora cuenta con otro dueño –o más bien, con un dueño- así de fácil. Su comportamiento ha de ser travieso pero la vez ha de ser obediente, debido a que estuvo con entrenadores se cree profesionales, y estuvo en un lugar en el que fue bien alimentado, bañado y cuidado en su crecimiento. Aun así, no se puede confirmar ninguna de estas especulaciones, y si el comportamiento de éste suele ser más travieso de lo usual, desordenado y bastante sucio, puedes definir de qué lugar lo adoptaste.

Meses después, el gato se habrá adaptado a ti, al menos eso se espera. Sus hábitos y comportamientos habrán cambiado únicamente si le dedicaste el tiempo y la paciencia necesaria, si fuiste un buen dueño o te descuidaste del pequeño felino. Todo eso reflejará tu mascota, así como reflejó los cuidados del centro de adopción animal, por lo que se espera el dueño sepa entenderle y darle tiempo para adaptarse a una vida diferente a la que vivió en sus primeros meses.

 

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.