JUGUETES para que los gatos jueguen solos

JUGUETES para que los gatos jueguen solos

Con el fin de estimular a los gatos para que puedan distraerse solos se deberá elegir los juguetes apropiados. Los ideales son los que tienen un tamaño similar al tamaño de un ratón, estén cubiertos de pelo sintético o plumas sintéticas que no se desprendan fácilmente y hagan ruido cuando el gato juega con ellos, tienen que ser ligeros y poderse mover rápidamente.

Por otro lado, los juguetes que tienen una especie de ‘cola’ parecen llamar mucho la atención de los gatos. Incluso si tienen un aspecto artificial y poco natural son los juguetes que llaman la atención y generan sus ganas de jugar.

Un claro ejemplo con las pelotas de plástico que tienen (o no) un cascabel en su interior, pelotas de ping pong, pelotas que son colocadas dentro de una caja o en la bañera, juguetes que están recubiertos de cuerdas, ratones, peluches. En el caso de los peluches pueden llegar a tener, incluso, el tamaño del gato, así el felino podrá jugar a que está luchando con él.

Para ser efectivos no será necesario que sean los más costosos del petshop ni contar con la última tecnología, los gatos se sentirán igual de felices y divertidos con los juguetes de tipo caseros o confeccionados mediante materiales reciclados que se tienen en la casa. Puedes emplear pelotas de papel, gomas, cintas de pelo, bolsas de papel, cajas de cartón de distintos tamaños, tubos de cartón de papel higiénico, tapones plásticos de botellas de agua y muchos objetos más.

Los juguetes compuestos por una pelota que se mueven en círculos cerrados pueden provocar el interés de los felinos, el gato no podrá atrapar nunca la pelota estimulándolos a seguir con el juego.

Para que el gato se mantenga curioso e interesado en los juguetes para jugar solo éstos tienen que tener algunas características: no tienen que estar siempre a su disposición o terminarán ignorándolos, lo ideal es rotar los juguetes empleándolos de manera que el gato tenga tres opciones, solo se tiene que cambiar el juguete por alguno que tenga un color diferente, así se llegará a mantener el interés en el juego.

Otra buena medida es colocar los juguetes en diferentes partes de la casa para que el gato se los vaya encontrando, como sucede con las presas de verdad, en lugar de recibirlos directamente de su dueño.

Foto | Pixabay

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.