10 ideas erróneas sobre reproducción

10 ideas erróneas sobre reproducción

Existen una gran cantidad de ideas muy extendidas entre los propietarios de animales, en muchos casos erróneas y muy arraigadas, que se transmiten de “boca a boca” de unas personas a otras.

Es lo que los veterinarios llamamos “los peligros del parque”, y en donde siempre habrá un “listillo” que nos asegurará que él lo sabe “de buena tinta”. En esta ocasión vamos a centrarnos en aquellas relacionadas con la reproducción de nuestras mascotas, pues en algunos casos, tienen gran repercusión como podremos apreciar.

1. Una perra debe tener al menos una camada en su vida: Esta es una de las ideas más arraigadas en la población, a pesar de las recomendaciones contrarias por parte de los veterinarios, y que podría tener como resultado último la dificultad de colocación de determinados cachorros y tras ello el abandono, algo ya inadmisible en nuestra sociedad.

2. Las perras tienen sus celos cada 6 meses y duran 15 días: Habitualmente se habla de que las perras tienen los celos cada 6 meses y con una duración de un par de semanas; esto es un valor medio y sólo se cumple en un 50-60% de las hembras. Es completamente normal que los ciclos puedan ser más cortos o más largos, hasta un solo celo anual, y que la duración del celo varíe desde pocos días hasta cerca de un mes.

3. Un perro castrado se siente disminuido y echará en falta la sexualidad: Al igual que en otras de estas cuestiones, esta apreciación tan errónea se debe a una interpretación antropomórfica de la conducta animal. Un animal no es capaz de entender que le falte nada y que tenga una ausencia de deseo sexual, simplemente se encontrará tranquilo y sin problemas. Provoca más alteraciones de conducta en el animal entero la presencia de hembras en celo que originan ansiedad, vagabundeo, peleas e incluso pérdida del apetito.

4. Es preferible dar unas pastillas o una inyección anticonceptiva que operar a nuestra hembra: Es perfectamente entendible que, al igual que nos sucede a nosotros, nos de cierto reparo enfrentarnos a una intervención quirúrgica en nuestra mascota. La alternativa de los anticonceptivos cada vez está menos aconsejada por los veterinarios, pues son una posible causa de patologías tales como las endometritis o infecciones de matriz, no habiéndose demostrado no obstante, una relación clara con los tumores mamarios.

En cualquier caso la cirugía es sin lugar a dudas una opción perfectamente válida para evitar camadas indeseadas, y prevenir múltiples patologías en útero y ovarios, así como los tumores mamarios. Con los medios actuales de anestesia y monitorización, así como con el correcto uso de analgésicos, los riesgos y las molestias son mínimos.
Fuente: grupov.es

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.




Uso de cookies

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Más información

ACEPTAR
Aviso de cookies