La insuficiencia renal en gatos

La insuficiencia renal en gatos

Cuando hablamos de insuficiencia renal en gatos nos estaos refiriendo a una de las enfermedades frecuentes en los gatos mayores. Generalmente este fallo no se produce de un momento para otro sino de forma progresiva.

Los gatos comienzan a sufrir una pequeña insuficiencia y a medida va pasando el tiempo el problema va aumentando. Por esa razón, si tienes un gato con este problema sería interesante que continúes leyendo este artículo para saber cómo se puede tratar de una forma adecuada y conseguir que tenga una mejor calidad de vida.

Causas de la insuficiencia renal crónica

El problema de la insuficiencia renal crónica aparece cuando el gato tiene problemas en los riñones. Esto genera que el animal no pueda limpiar su sangre de forma adecuada a través de los riñones, lo que genera un empeoramiento notable de la salud.

En la mayoría de los casos los profesionales no pueden brindar más información a los dueños de los gatos ya que desconocen las causas que generan este problema, en ciertos casos el problema puede venir por las siguientes razones:

  • Una gran infección en la zona de los riñones.
  • El gato tiene tumores renales.
  • Los tóxicos que se encuentran en los riñones pueden ser la razón de la causa de esta enfermedad.

Los gatos persas y los gatos exóticos pueden tener problemas de los riñones poliquísticos. Esto significa que los riñones se llenan de quistes y generan que no puedan filtrarse de forma adecuada la sangre. En este caso el problema puede ser hereditario.

¿Es común este problema?

Este problema es más común y frecuente de lo que parece. Generalmente este problema suele darse en los gatos mayores, si bien no existe una edad mínima para enfermarse.

Según las últimas investigaciones uno de cada cinco gatos sufren este mal, la enfermedad va evolucionando de a poco, pero eso no siempre tiene que ser así. En algunos casos, muy poco comunes, la enfermedad puede aparecer de forma repentina.

Síntomas del a insuficiencia renal en gatos

Dentro de los síntomas más comunes vemos una falta de apetito, falta de hidratación, depresión, pérdida de peso. En los casos más graves el gato podría sufrir de ulceras en la boca, vómitos, debilidad para moverse, pelaje estropeado.

Es necesario recordar que la enfermedad empeorará con el tiempo, por eso que el gato sufrirá más como consecuencia de la insuficiencia renal.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.